Sexo

¿A qué se considera porno para mujeres?

En los últimos años, el porno femenino está en pleno auge, ya que es un contenido audiovisual erótico que está pensando para las mujeres. A diferencia de la pornografía convencional, cuenta con varias diferencias que valen la pena destacar.

Porno para mujeres: Diferencias con el porno tradicional

Hoy día pensar en mujeres viendo pornografía no es nada raro, se sabe que hay una gran cantidad que disfruta de este tipo de contenido, ya sea a solas o con su pareja. Si te llama la atención este mundo, te interesará saber que existe un porno específico para el público femenino.

Lejos de la pornografía tradicional, la cual está más pensada para el placer masculino, haciendo énfasis en la penetración, la eyaculación y el orgasmo del hombre, el porno para mujeres toma otra dirección para satisfacer lo que buscan las mujeres en la cama.

En lugar de enfocarse en los genitales masculinos y femeninos en el centro de la escena, el porno para mujeres busca un placer menos automático, pensando en el autodescubrimiento y en la estimulación de otras zonas del cuerpo.

El erotismo del porno para mujeres no pretender hacer los genitales lo protagonista del vídeo, en cambio, trata de ser más apasionado y verosímil.

En su lugar, se notan más los masajes eróticos, los besos y las caricias, o el sexo oral. Incluso la auto estimulación vaginal es más frecuente que en el porno convencional, destacando este acto dentro de la belleza de la sexualidad.

No existen papeles sexuales estereotipados o el físico ideal, tampoco el final perfecto donde ambos llegan al orgasmo al mismo tiempo.

Otra característica del porno para mujeres es el consentimiento y la igualdad entre los involucrados, pueden ser dos, tres o más, algo poco usual en el porno convencional, caracterizado por la opresión de la mujer y su presencia como un objeto sexual.

Las mujeres que se ven en el contenido son protagonistas, hacen participe al erotismo y la delicadeza del encuentro sexual, sin dejar de ser sensuales y demostrar el placer del encuentro.

También es poco usual ver a mujeres con cuerpos voluminosos y con los senos o nalgas operadas. Por lo general, son actrices con cuerpos realistas, que no dejan de ser hermosos lejos de esos estándares implantados por el porno convencional.

Dentro de este contenido tampoco encontrarás mujeres que cumplan un rol en específico, como madrastras, enfermeras, ex novias o colegialas, por ejemplo. Las mujeres no son imágenes de las fantasías de los hombres.

¿Qué les gusta a las mujeres?

Hay varios géneros que llaman más la atención de las mujeres por diferentes motivos, ya sea por el tipo de experiencia que disfrutan durante el sexo, o por las fantasías incumplidas que las puedan excitar.

Por lo general, las mujeres están más interesadas en el “soft core” o porno no explícito. Es un género muy relacionado con el porno para mujeres, ya que no se enfoca en lo explícito de la penetración, sino en la sensualidad y el erotismo del encuentro sexual.

Las mujeres que consumen este contenido buscan pornografía enfocada más en una narrativa emocional, donde predomine lo sincero y lo limpio, a diferencia de lo brusco o vulgar.

De igual manera, se sabe que hay mujeres que buscan contenido relacionado con las fantasías que desean cumplir, como lesbianas, grandes penes o gan-bang, es decir, orgías con tres o más personas, tanto del mismo sexo como del opuesto.

En el porno para mujeres es habitual que el contenido incluye a más de dos participantes, dejando a un lado lo típico del porno convencional, que solo tiene a un hombre y una mujer como protagonistas.

Un género bastante buscad por las mujeres es “squirt” o eyaculación femenina, dado que existe una creencia alrededor del mismo de que es provocado por un intenso orgasmo.

El público femenino que consume este contenido busca vídeos donde exista la verisimilitud, ya que se sienten más identificadas con lo que ocurre. No se enfocan en la idealización, como ocurre con el público masculino.

Lo que no les gustas, de acuerdo con los sondeos, son las eyaculaciones faciales o sexo violento. Esto se debe principalmente a que no quieren sentirse como objetos, sino respetadas y queridas, sin dejar de experimentar el placer.

¿Por qué debes ver porno para mujeres?

Contrario a lo que se cree de la pornografía, lo puedes usar de forma sana y terapéutica, en especial si es el porno pensado para mujeres.

Con este contenido puedes normalizar tus gustos sexuales, lejos de los estándares heteronormativos. Con el porno para mujeres puedes descubrir distintas prácticas sexuales, sin sentirse ridícula o avergonzada.

Aprendes más sobre tus gustos en el sexo, lo cual facilita el autodescubrimiento de una manera más libre y placentera.

Además, es un excelente recurso para ver junto a la pareja, gracias a que se descubren nuevas prácticas que pueden realizar juntos de forma saludable. Intensificando la pasión en la cama, se mejora la relación fuera de ella.

Resulta bastante útil cuando se cae en la monotonía y se pierde el apetito sexual, ya que es capaz de excitar de una manera intensa durante el acto sexual.