Sexo

¿En qué consiste y cuándo se da un masaje lingam?

Los masajes tántricos tienen una gran popularidad por diversos motivos, tanto por la relajación que aportan al cuerpo como por ayudar a conectar con la energía sexual universal.

Existe un masaje bastante popular, el masaje lingam, una gran opción que como hombre disfrutarás.

¿Qué es el masaje lingam?

Entre los diferentes masajes tántricos, el lingam ocupa un puesto muy especial para los hombres, ya que se enfoca en generar un placer intenso por medio de masajear el pene, pero de una forma diferente a la masturbación.

El masaje lingam es una práctica sexual tántrica que se aplica de forma considerada y cuidadosa, con el objetivo de ofrecer un placer desinteresado. A diferencia de la masturbación, este masaje no solo se enfoca en acariciar el pene para alcanzar el orgasmo.

Utiliza diversas técnicas de estimulación avanzadas, realizando masajes en los testículos, en la próstata y el perineo. Además, la finalidad del masaje no es provocar un orgasmo o la eyaculación.

Se trata de un masaje que pretende potenciar el placer de forma respetuosa y amorosa, de acuerdo con la misma filosofía del tantra.

¿Cómo se realiza el masaje lingam?

Asistiendo a un centro de masajes tántricos, tienes la oportunidad de recibir esta técnica para canalizar tu energía sexual de una manera diferente, placentera y satisfactoria, sin la necesidad de eyacular o alcanzar el orgasmo.

Los siguientes son los pasos que siguen la mayoría de los centros de masajes tántricos a la hora de aplicar el masaje lingam.

Preparación y estimulación

Lo primero que se realiza es preparar el espacio, con una temperatura agradable y poca luz para brindar una mayor comodidad durante las sesiones de terapia.

La masajista se encargará de estimular los sentidos de diferentes maneras. El tacto lo estimula con las caricias, besos y el masaje. La vista la estimula cuando te viste o desviste de forma sensual.

Para el olfato utiliza perfumes, inciensos y velas de aroma, creando un ambiente más agradable. Para el sentido del olfato, empela música, palabras estimulantes y susurros.

El aceite tiene una gran utilidad en la estimulación de los sentidos, los de almendra, coco o de argán son los más utilizados por las sensaciones que despiertan en el cuerpo y por su aroma.

Con el aceite, la masajista se encargará de lubricar bien el pene, el escroto, el perineo y el ano.

Estiramientos

Lo siguiente son los estiramientos del pene a través de la musculatura pélvica. El pene no tiene musculatura, la erección se produce cuando los cuerpos cavernosos se llenan de sangre.

Para que no se atrofien los músculos es necesario realizar estiramientos del pene, de esta manera no se congestionará la zona y no se encogerá el pene.

Masajes

Junto con los estiramientos, se procede a dar masajes a diferentes zonas del cuerpo, eempezando por los testículos para estimular la producción de hormonas importantes para la salud, esto también ayuda a descongestionar y a que no se generen bultos.

Además, se masajea la zona muscular del perineo, la cual está cargada la mayoría de las veces. Relajando esta zona, se mejora el flujo energético y sanguíneo de la zona digital.

Por último, se aplican los masajes en el ano, con el fin de estimular sexualmente y preparar la zona para realizar un masaje prostático en el punto G, si así lo deseas.

Al finalizar la sesión de masajes, descubrirás y disfrutarás de tu placer sexual de una manera más pausada y sensorial, de esta manera consigues una mejor conexión con el universo sexual.

¿Cuándo realizar un masaje lingam?

Uno de los motivos para realizar un masaje lingam es cuando te sientes frustrado y estresado, tanto en lo sexual como en otros ámbitos de la vida.

Por medio de este masaje tienes la oportunidad de relajarte al máximo, consiguiendo una mayor excitación sin tener que eyacular, lo cual resulta muy complicado de lograr por sí solo.

Si te sientes insatisfecho sexualmente, con esta técnica puedes conectar con una parte más tranquila y sensible, lo cual notarás a la hora de estar con tu pareja. Sentirás una conexión más intensa, calmada y placentera en la intimidad.

Además, si pasas por un mal momento con tu pareja en el tema sexual, este masaje te ayudará a fortalecer la relación, gracias a que aprenderás a conectar de forma más calmada con tu excitación, sin que el orgasmo sea tu principal propósito.

¿Qué beneficios ofrece el masaje lingam?

Asistiendo a un centro de masaje tántrico, puedes recibir un correcto masaje lingam, de esta manera aprovecharás al máximo los beneficios que ofrece esta técnica milenaria.

Conseguirás una apertura sexual y mental mayor, esto te ayudará a conocerte a ti mismo. Con este descubrimiento, puedes sanar cualquier trauma sexual del pasado que no te permita disfrutar de una vida sexual plena.

Incluso puedes deshacerte de cualquier tipo de condicionamiento sexual que resulte negativo para ti y tu pareja.

Eliminas totalmente el estrés acumulado por la rutina diaria, así como los problemas y la angustia. También logras liberarte por completo de las malas energías que frenan tu vida sexual.